Benalnatura
Inicio
Quiénes Somos
Cómo Llegar
Fotos
Hay que remontarse al año 76 para encontrar las verdaderas raíces de la actual Benalnatura. Por aquel entonces un reducidísimo grupo de amantes de la naturaleza y desafiantes de las leyes establecidas, deciden tomar el sol desnudos. Después de muchos años de vicisitudes, denuncias e incluso ataques físicos, llega el año 1.985, tolerándose el nudismo en determinados lugares.

A partir del mencionado año, y dado el auge que esta práctica despertaba, se decide constituir una asociación. Por fin en el año 90, es registrada como tal, con el nombre de Benalnatura, playas de Torrequebrada. Aquel pequeño grupo que comenzamos ésta andadura, se ha convertido hoy en día en más de 1.400 asociados que contribuyen en las mejoras de la playa, con una cuota anual de 15 euros si es socio individual o 20 euros en caso de ser socio familiar. Como claramente se refleja en los estatutos, nuestra única finalidad es la de crear y mantener una playa donde se practique la filosofía del nudismo en su auténtica y única dimensión. Es precisamente con el importe de las cuotas anteriormente mencionadas con lo que se ha conseguido toda la infraestructura que hoy posee Benalnatura.

En pleno corazón de la costa de Benalmádena y flanqueada por montículos, hacen de ella una cala paradisíaca. Perfectamente señalizada, con casilleros de información en cinco idiomas, está dotada de los siguientes servicios o prestaciones: chiringuito, ducha, W.C., barbacoas, mesas en zona de arboleda para comer, almacén para los socios, parking de automóviles y bicicletas y éste sitio WEB, pero sobre todo y lo más importante a resaltar, es la camaradería reinante, la naturalidad de sus gentes y la paz que se respira, que hacen que os encontréis como en casa, desde el primer momento.

Precisamente por todo lo expuesto, solicitamos que todos los usuarios de Benalnatura esten desnudos tanto en la playa, como en el chiringuito, de esta norma quedan excluidos los menonres de 18 años. Tenemos redactadas unas octavillas que se entregan a las personas que por desconocimiento de nuestras normas se dejan el bañador, afortunadamente son muy pocas a las que hay que insistir. De esta forma hemos conseguido una playa nudista al 100%. A todos los que decidais visitarnos, daros la “Bienvenida” y aseguraros que no os sentireis defraudados.